Antes de emitir juicios de valor es bueno sentarse a pensar sobre la posición que adopta el estado de Chile para darle solución a las diferentes problemáticas, que rodean la crisis migratoria heredada del gobierno anterior.
El retorno voluntario de los ciudadanos haitianos hacia su país de origen, no es una iniciativa elaborada por el gobierno, fue solicitada por los lideres de esta comunidad.

La sobre-valoración de Chile para los inmigrantes tiende a presentarse con el mismo patrón de comportamiento  en casi todas las comunidades, también lo hemos observado en la comunidad Haitiana, que por ejemplo, ellos  se atreven a emigrar basándose  de las opiniones entregadas por sus compatriotas residentes en Chile, esto lo hacen porque están en busca de mejores oportunidades económicas para ellos o para su familia.
Lo que no saben es que estas personas mienten para que su familia o amigos no se den cuenta que acá están viviendo en situaciones extremas, no se alimentan bien y estas mentiras blancas tienen un solo objetivo, no preocupar a sus familiares en Haití; ya que son personas de avanzada edad o quizás enfermas, en fin, estas mentiras blancas han sido el principal motivo de la migración hacia Chile, ocurre en la mayoría de la población migrante.

En el año 2016 el boom de los Haitianos se apoderaba de Chile, era difícil asimilar como era adaptarse  a un país donde se habla Chileno, hasta para nosotros, los que hablamos español, se nos hace difícil, se pueden tardar meses, inclusive años en aprender,  a todos nos ha costado asimilar la comprensión de los modismos chilenos, imagínate un Haitiano. !!

Quizás en algún momento llegamos a escuchar sobre los aviones comerciales de “LAW” que llegaban repletos de ciudadanos Haitianos, con un sobre amarillo que contenía $1.000 dólares, ademas de  una reserva de hotel  para simular su ingreso al país como “turistas”, donde se terminaban quedando y la agencia vendía sus pasajes de regreso a República Dominicana.
Con el pasar de los años nos dimos cuenta que estaban involucradas personas inescrupulosas que literalmente traficaban Haitianos y cuando llegaban los explotaban laboralmente y, no conformes con eso, les descontaban el pasaje mas los $1.000 dólares, dólares que  se los quitaban cuando salían del aeropuerto.

En algún momento  lo denunció el Sr. José Antonio Kast, quien fue el único en reconocer que chile atravesaba por una inminente crisis migratoria y que tras bambalinas se gestaban cualquier cantidad de vejámenes en contra de los inmigrantes, y cito, “se deja de garantía a sus familiares en sus países de origen, para que una vez encuentre empleo remesen los fondos para liberar su aval, que es familia”.

La barrera idiomática de los haitianos es frustrante, ya que la mayoría sostienen extenuantes jornadas laborales y tienen poco contacto con los Chilenos, algo que es necesario para poder practicar el idioma. Se calcula que se necesitan unas 3.000 horas de aprendizaje para dominar una nueva lengua. Como se suele decir irónicamente: “no hay regla sin excepciones “. Además cada lengua tiene sus dificultades: en el francés, los acentos; en el español, los verbos…
Los que más sufren son las personas mayores, analfabetas, o de un nivel cultural bajo, ya que  tienen más dificultades para aprender una lengua nueva. Por eso, es muy importante elaborar mas programas de integración lingüística para los haitianos y a través de estos programas dar la oportunidad de la alfabetización, enseñarles sobre la idiosincrasia y la integración con y para la cultura chilena.

En el ámbito asistencial, cuando un Haitiano, te dice tres veces seguidas sí, es porque no ha entendido nada. Es importante resaltar que la gestualidad constituye el 80% de la comunicación, cuando hablamos con alguien hacemos más caso a sus gestos que a lo que nos dicen.

La mano de obra Haitiana comenzó a tener ciclos muy definidos, donde el tiempo perdido por parte de una empresa que dedicaba tiempo y  esfuerzo para comunicarse con el trabajador haitiano definió un punto de quiebre insostenible, que desembocaba en despidos o explotándolos con  trabajos paupérrimos, como ya lo hemos visto en varias ocasiones.

El asistencialismo para con los Haitianos comenzó a meterse en la retina de todos nosotros, no solo del anterior gobierno, sino de los mismos Chilenos y por razones obvias, se instauro en las comunidades de inmigrantes, creemos erradamente que la migración quizás afecta solo a las personas que migran, pero no, también afecta directamente al Chileno que los recepciona.

La migración es un hecho social y, como hecho social, repercute en el conjunto de la sociedad.
Es importante señalar que las organizaciones asistencialistas favorecen en la creación de  un comportamiento de  dependencia y con ella, la infantilizacion de los inmigrantes al actuar con estas  posturas paternalistas. El paternalismo es, en realidad, un modo de relación sadomasoquista, ya que inferioriza al otro, lo infantiliza, impide que se desarrolle, ataca directamente su dignidad.
La dignidad es la base de la autoestima y esta es uno de los fundamentos para tener una salud mental equilibrada.
Las conductas de tipo paternalista tienden acabar mal. El inmigrante que pide se acostumbra a pedir y cada vez pide más, y el que da comienza a hartarse del que pide y a verlo como un parásito. El asistencialismo esconde ambivalencia, un rechazo inconsciente, algo similar a la sobreprotección paterna.

En este mismo orden de ideas algunos empresarios comenzaron a tener la preferencia de contratar otros inmigrantes que hablaran el idioma nativo  para evitar chocar con esta barrera idiomática  que les generaba pérdida de tiempo y en su defecto dinero;  en este punto, los venezolanos han desarrollado un papel fundamental para la suplantación de la mano de obra de los Haitianos (no en todas las áreas), pero profundizare en otra ocasión sobre este tema que también es bastante extenso e interesante.

El rechazo sistemático de los Haitianos lo hemos observado también con las enfermedades que llegaron supuestamente por culpa de ellos (enfermedades erradicadas en Chile), ósea fuera del palo que les dan por ser negros, de escasos recurso y de postre le suman que son portadores de enfermedades peligrosas como el cólera, tuberculosis, lepra, VIH y etc.
Es entendible el golpe emocional que esto genera en su autoestima, donde los lleva a elaborar una posición de víctima y comenzar  a victimizarse por cualquier tipo de comentario “ojala no me vayan a crucificar por esta analogía”. pero está muy ligado a la infantilizacion creada por un estado asistencialista  o por organizaciones asistencialistas,  es muy común clasificaros con adjetivos como:  (pobrecitos, que pena, que lastima, pucha, debemos ayudarlos), ese comportamiento es natural de nosotros como seres humanos, el querer socorrer a los más necesitados. Mi consejo es: “Enseñemos a pescar, no le demos el pescado”.

Todos los inmigrantes caribeños o que nacemos cerca a la línea ecuatorial, sufrimos por el clima, sus olores, la gastronomía y por nuestra tierra, pero el  sufrimiento está mas arraigado en nuestro subconsciente, con recuerdos elaborados durante la  niñez, ya que es el reflejo de nuestra vida y todos los días lo añoramos con ansias, independientemente que nos hayamos criado en el desierto o una montaña donde no paraba de llover.

EL GOBIERNO

Lo explicaba el presidente Sebastián Piñera hace unos días, “se le suele exigir más a la derecha que a la izquierda Chilena”
En tan solo cinco meses se han realizado grandes avances en materia migratoria, mas de 50.000 Haitianos se acogieron al proceso de regularización migratoria, fue una de las comunidades con mas personas inscritas para obtener el beneficio de esta visa temporaria por 1 año.
Además, se modernizaron las plataformas del Departamento de Extranjería y Migración, mas horas de atención por internet, se comenzó a ordenar la entrega de las permanencias definitivas que llevaban incluso hasta 24 meses reposando por una firma o archivadas, solicitudes dejadas literalmente en el olvido debido al desorden que tenían,  esto desencadeno en una problemática social-migratoria que afecta actualmente a toda la comunidad inmigrante en todo Chile.
Por ejemplo: personas con las licencias de conducir vencidas, sin retirar dinero del banco, sin poder firmar en las notarias, sin poder reclamar sus licencias etc. Mejor dicho,  todo lo que represente hacer un trámite con el RUT chileno, vencido.

Esta problemática se sigue atacando de frente y vemos con buenos ojos la recepción, pero sobre todo la disposición por parte de la subsecretaria del interior y del gobierno  para escuchar nuestras peticiones, colaborando para afrontar las cientos de problemáticas que giran en torno a la migración y que estaban completamente abandonadas.
El retorno voluntario es un gesto humanitario para con los Haitianos por parte del gobierno, satanizar esta medida y comenzarla a tergiversar es una irresponsabilidad, no se imaginan la cantidad de personas que nos escriben todos los días, con ganas de devolverse y que  no tienen los recursos suficientes para hacerlo o simplemente les da vergüenza regresar a sus países y que los señales como fracasados.

“Tienen la oportunidad de regresar, oportunidad que no tenemos todos”.

Yesid Alberto Castaño
Colombianos Berracos en Chile

Descarga nuestra aplicación móvil

Toda la información que buscas, la puedes encontrar en una sola aplicación móvil llamada Colombianos en Chile.
Tramites, ofertas de empleo, búsqueda de arriendo, apostilla, visas, proceso de regularización migratoria, todo esto presionando un solo botón.