3.742 extranjeros no pudieron pasar los controles migratorios en la frontera chilena y fueron rechazados o “reembarcados” en el mismo medio de transporte que los llevaba en el 2018. Una cifra que corresponde a un alza del 38% y que es la más alta de los últimos cinco años.

Según informa El Mercurio, poco menos de la mitad de los extranjeros que no lograron ingresar al país eran de nacionalidad venezolana(6.693 personas), quienes intentaron ingresar por Chacalluta, en el límite con Perú por vía terrestre. En menor medida fueron rechazadas personas procedentes de Colombia (2.444), Haití (1.666) y Perú (1.202).

El área de Migraciones y Policía Internacional de la Policía de Investigaciones son quienes se encargan de controlar el ingreso de extranjeros al país, aplicando un filtro que consiste en la revisión de antecedentes y requisitos, con los que no se aprobó el ingreso de 76.317 extranjeros, entre 2012 y 2018.

En cuanto a las razones por las que se dieron estos rechazos, en el año pasado un 67% se debió a que no se acreditó “la calidad de turista”, es decir, que cuenten con el dinero suficiente para subsistir en el país durante un periodo de 90 días.

A diferencia de otros países, en Chile no se especifica en la ley la cantidad de dinero que deben tener los extranjeros. Sin embargo, según explica al matutino el subpreferecto de la PDI Claudio Soto, jefe del Depto. de Migraciones y Policía Internacional del aeropuerto de Santiago, en los controles se usa un parámetro objetivo: “una estadística de Sernatur, que tiene que ver con el gasto diarios y es de 59,4 dólares (39.385 pesos)”.

Sobre las políticas migratorias, desde la PDI sostienen que tanto el actual gobierno como el anterior han actuado en el marco de la ley, y desmienten que existan presiones de parte de organizaciones de derechos humanos y apoyo a migrantes que expliquen las bajas cifras de rechazos en Chacalluta y en el Aeropuerto de Santiago en 2015 y 2016.

No obstante, según señala el académico de la Escuela de Gobierno de la UC, Miguel Yaksic, efectivamente hay un “endurecimiento” del control fronterizo, lo que a su vez, incrementará el ingreso irregular de personas.

“La razón de que no se puede acreditar la condición de turista es compleja, porque la ley vigente todavía establece que una persona que llegó como turista pueda optar a quedarse con una residencia temporaria”, asegura.

En paralelo, el ministro de Defensa, Alberto Espina, enfatiza en la necesidad de generar una mayor coordinación entre Carabineros y las Fuerzas Armadas en las zonas fronterizas y asiladas, debido a que la policía realiza solo patrullajes diurnos en estos territorios.

Esta situación hace que muchas veces los militares detecten a bandas o traficantes en delitos flagrantes durante las noches, cuya detención no se puede efectuar por la ausencia de policías en esas horas.

Hemos recibido casos de inmigrantes que han sido engañados y han dejado todo atrás, hoy martes 16 de abril nos llegaron dos casos de una Ciudadana Colombiana y Venezolana en Concepción que por no tener sus documentos un empresario de la ciudad las ha explotado laboralmente y ademas se les robo el dinero fruto de su trabajo. 

 

Es imperativo poder avanzar con la sensibilizacion de los mismo inmigrantes a través de la las plataformas que disponemos para capacitarlos y que se informen realmente como es el proceso para que no les pase lo mismo.

En estos momentos es un verdadero riesgo llegar como turista y buscar quien les haga un contrato para regularizar su situación migratoria, porque  en muchas ocasiones termina con abusos y vulneracion de sus derechos humanos de los inmigrantes que vienen con recursos limitados. 

Yesid Alberto Castaño

Presidente , Inmigrantes Berracos en Chile