Estudio basado en cifras del Censo 2017 reveló que la mayoría llegó a Chile entre 2010 y 2017.

Del total de inmigrantes que viven en el país, 85,8% tiene entre 15 y 64 años y 65,3% se concentra en la Región Metropolitana.

De acuerdo con el estudio Características de la inmigración internacional en Chile, desarrollado por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) sobre la base de los resultados del Censo 2017, el promedio de años de escolaridad de los inmigrantes internacionales es superior al de la población residente nativa. Así, mientras las personas nacidas en Chile de 25 años o más de edad tienen 11,0 años de escolaridad, las personas nacidas en el extranjero que viven en el país llegan a 12,6 años de estudio en promedio.

El documento, publicado este miércoles 28 de noviembre en el portal www.ine.cl, señala, además, que los 746.465 inmigrantes internacionales que fueron censados en abril de 2017 representan 4,4% del total de población residente habitual que informó lugar de nacimiento. De esos inmigrantes, 66,7% llegó al país en el período 2010-2017; además, 25,2% nació en Perú, 14,1% lo hizo en Colombia y 11,1%, en Venezuela.

¿Dónde y cómo viven?

La mayoría de los inmigrantes (85%) se concentra en cuatro regiones: la Metropolitana (65,3%), Antofagasta (8,4%), Tarapacá (5,9%) y Valparaíso (5,4%). Sin embargo, las regiones donde ellos representan mayor porcentaje respecto de su población residente habitual (que informó lugar de nacimiento) son Tarapacá (13,7%), Antofagasta (11,0%), Arica y Parinacota (8,2%) y Metropolitana (7,0%).

El estudio indica, además, que en Chile hay 5.248.881 hogares sin inmigrantes, 213.995 hogares compuestos por personas nacidas en Chile y por personas nacidas en el extranjero y 161.122 hogares conformados por inmigrantes internacionales. Un 45,3% de estos últimos hogares vive en casa y 40,4% vive en departamentos en edificios, a diferencia de los hogares sin inmigrantes, de los cuales 82,3% vive en casa y 15,6%, en departamentos. A su vez, 10,2% de los hogares con solo inmigrantes vive en pieza en casa antigua o en conventillo, porcentaje que llega solo a 0,6% en el caso de los hogares sin inmigrantes

El porcentaje de hogares que vive en viviendas con hacinamiento es mayor en los hogares con inmigrantes internacionales. En efecto, 20% de los hogares de inmigrantes se encuentra en viviendas con hacinamiento, valor que baja a 15,9% para los hogares mixtos y a 7,0% para los hogares sin inmigrantes.

Edades y sexo

Según el informe, 85,8% de la población inmigrante internacional (640.925) tiene entre 15 y 64 años, es decir, entra en la categoría de población potencialmente activa. Esta cifra es 18 puntos porcentuales mayor que en la población residente nativa, donde 67,9% conforma ese grupo etario (11.151.943). Por lo mismo, los inmigrantes tienen una menor relación de dependencia (cantidad de población potencialmente dependiente por cada 100 personas potencialmente activas). Así, mientras entre las personas nacidas en el extranjero hay 12,3 personas de 0 a 14 años por cada 100 personas de 15 a 64 años, entre las personas nacidas en Chile hay 29,8 menores de 15 años por cada 100 personas en edad potencialmente activa. Entre los inmigrantes hay, además, 4,2 adultos de 65 y más años por cada 100 personas de 15 a 64 años, a diferencia de los nativos residentes, cuya relación es de 17,3.

Respecto al sexo, hay ocho regiones que tienen un Índice de Masculinidad (relación que indica cuántos hombres hay por cada 100 mujeres) mayor a 100 y ocho regiones con un índice menor a 100. Es decir, hay más hombres que mujeres inmigrantes en Maule (115,3), Ñuble (113,6), O’Higgins (110,9), Valparaíso (105,1), Los Ríos (104,6), Biobío (100,7), Coquimbo (100,3) y Metropolitana (100,2). En cambio, hay más mujeres que hombres inmigrantes en Magallanes (80,5), Aysén (81,0), Arica y Parinacota (82,0), Antofagasta (84,0), Tarapacá (87,4), Atacama (92,4), Los Lagos (95,4) y La Araucanía (98,5).

“Creemos que sabiendo administrar de manera adecuada el fenómeno migratorio en Chile puede brindar un gran aporte para el desarrollo socio-cultural del país, aspiramos y esperamos que no sea como el gobierno anterior que llamaron a tocar temas migratorios con personas u organizaciones que no tenían trabajo con la comunidad inmigrante y por eso la mayoría de sus propuestas fracasaron en terreno”