Fuente: El Mercurio Antofagasta

NEGOCIOS:

Tres académicos de la UCN encuestaron a 314 inmigrantes que se atrevieron a instalar un negocio. Aunque su impacto en el economía aún es acotado, sus números crecen constantemente.
Redacción

El comercio es el rubro preferido por los extranjeros que se atreven a iniciar un emprendimiento en la ciudad.

Así lo indica el estudio «Emprendedor Sur-Sur», realizado por los académicos Luis Miguel Rodrigo y Gianni Romani, de la Facultad de Economía y Administración; y Emilio Ricci, de la Facultad de Humanidades de la Universidad Católica del Norte (UCN).

La investigación, que consideró una muestra de 314 encuestados, reveló a un nuevo tipo de emprendedor inmigrante, caracterizado por ser más joven que los emprendedores locales.

Gianni Romani manifestó que la mayoría de ellos se desempeña en el sector comercio y demora cerca de 3 años y medio en montar su negocio.

Se trata de una actividad que va en alza. Actualmente, sólo los encuestados en el estudio, generan 1.147 empleos directos, logrando facturar más de $667,7 millones al mes.

Romani explicó que el 55% de los emprendedores son mujeres y tienen un menor nivel educativo que los nacionales.

«Sus iniciativas están más orientadas al consumidor final (comercio), con bajas barreras de entrada y poca innovación», precisó.

El estudio también detalla que los emprendedores extranjeros provienen principalmente de países con los que Chile tiene frontera o de otras naciones sudamericanas.

Entre ellos, los más abundantes son peruanos y colombianos.

«En promedio llevan viviendo 7,6 años en el país y esperan tres años para abrir sus negocios. Más del 75% de las personas que ha llegado, trabajó como empleados. El 75% se financia solo», dijo.

La académica mencionó que la llegada de estos emprendedores ha diversificado la oferta del mercado local, introduciendo nuevas costumbres, productos, servicios y sabores.

Romani señaló que este estudio es de vital relevancia, pues en Antofagasta existe mucha información de la población inmigrante, pero no respecto a las áreas donde se desempeñan o las labores que realizan. «Por ello la relevancia de tener

Opiniones:

El director de la Cámara de Comercio de Antofagasta, Antonio Sánchez, señaló que el informe da cuenta de una realidad que, como gremio, ya habían observado.

Sin embargo, argumentó que el inmigrante aún no se transforma en un empleador relevante, pues si bien existen algunos que dan trabajo, en números esto no se ve reflejado.

Además manifestó que los más importantes, no son de Colombia ni Perú.

Sánchez subrayó que el comercio es una opción sobre todo para los extranjeros que no son profesionales y carecen de otras alternativas económicas en la región.

«Se da mucho es por cuestiones de educación y subsistencia», manifestó.

Impacto:

El dirigente del Comercio enfatizó que el aporte de los emprendedores extranjeros no cambia la economía regional en cuanto a su desarrollo.

«Aunque pudiera serlo marginalmente en lo turístico, por la oferta gastronómicas, sin embargo sus actividades de emprendimiento sólo son posibles porque Antofagasta tiene o ha tenido un desarrollo económico fuerte», acotó el representante gremial.

Para Sánchez las actividades de emprendimiento que están impulsando los inmigrantes tienen un impacto suficiente como para acrecentar la economía regional o generar nichos de innovación.

«No es más de lo que los propios connacionales puedan hacer (…) creo que el aporte más importante es su mano de obra «, manifestó.

Por último, Sánchez agregó que la caracterización del inmigrante es muy parecida a la del chileno. De hecho, subrayó, los emprendimientos de los extranjeros también pueden realizarlos un connacional.

«Conozco a un chileno que tiene un restorán de comida hindú. Encontró un nicho de comercio que no estaba siendo atendido, contrató un par de cocineros paquistaníes y se dedico a eso», apuntó.

Perfil:

Una opinión distinta tiene la coordinadora del Servicio de Jesuitas Migrantes, Catalina Rojas, quien aseguró que el estudio de la UCN es un aporte al análisis del perfil del inmigrante en Antofagasta.

«Nosotros ratificamos esta información desde nuestra experiencia», subrayó.

La asistente social expresó que los inmigrantes tienen características claras de emprendedores. Agregó que la mayoría son mujeres y están en una edad laboral activa.

«Muchas veces ellos se acercan a nuestras oficinas para solicitar información sobre trámites migratorios y búsqueda de empleo. La mayoría son jefas de hogar que finalmente buscan acciones para mejorar la calidad de vida de su núcleo familiar», agregó.

Por el momento, el Servicio Jesuita Migrantes está trabajando con empresas privadas incentivándolas a que contraten mano de obra extranjera.

«Por eso aún no vemos la vinculación en la contratación de emprendedores extranjeros a sus coterráneos», indicó la profesional.