La organización CDI Chile nos invito para participar en una de las entregas de diplomas para inmigrantes  y adultos mayores en Santiago de Chile junto al alcalde Felipe Alessandri, Aldred Ahindl, Gerente de negocios Salcobrand y Eugenio Vergara Director de CDI CHILE. 

DISCURSO PARA LA COMUNIDAD INMIGRANTE 

La crisis es una oportunidad

Cuando decidimos emprender el viaje de nuestras vidas, porque eso es, los prejuicios sobre el éxito son ensordecedores, tenemos la esperanza y el ego tan grande que el fracaso no cabe en nuestra mente.
Pero al llegar a Chile nos damos cuenta de una realidad diferente a la que nos pintaron o quizás familiares y  amigos trataron de advertirnos de que Chile, no era como lo pintaban pero pensábamos que eso solo era un acto de egoísmo por parte de ellos.
En mi país existe una frase muy popular que dice “la suerte del gavilán no es la misma que la del garrapatero” quizás esa es una de las frases que gatillo el fenómeno  migratorio de los Colombianos hacia  Chile durante los últimos cinco años, llegar a Chile es difícil, de entrada sin visa no te aceptan en ningún trabajo más o menos bien remunerado,  por lo que tienes que trabajar en lo que resulte para poder sostenerte en el país, algunos o quizás  la mayoría espera que los llamen de alguno de los empleos soñados donde pueden  ganar inicialmente entre 500 y 600 mil pesos o algunos son exageradamente  optimistas y pueden llegar a pensar de ganar hasta  1 millón de pesos mensuales, ahorran un año o dos, un millón de pesos mensuales, 12 millones al año me alcanza para un auto y el pie de una casa quizás.
Siempre hacemos cuentas alegres con el sueldo bruto, ósea no entran en nuestro calculo hipotético el arriendo, la alimentación, el transporte, la salud,  entre otros. y además cuando queremos presumir a nuestros amigos y familiares le aumentamos unos cuantos miles de pesos más a ese sueldo bruto, yo lo llamo presumir, otros lo llaman dar tranquilidad o generar  orgullo para su cercanos, Personalmente  lo he calificado en muchas ocasiones de una irresponsabilidad colectiva basada en mentiras blancas. (Muchos se ven impulsados a venir a Chile debido a esas cifras de fantasía que algunos presumen y cuando llegan a estrellarse con la realidad  terminan viviendo una verdadera odisea en Chile, como la de Ulises.

El hecho es de que la auto motivación en exceso es muchas veces perjudicial, siempre debemos aprender a tener un balance entre la razón y la esperanza., pero la razón la obtenemos casi siempre con los errores cometidos durante nuestra travesía migratoria (el mal uso de los pocos recursos económicos, gastos innecesarios, refugiarnos en algún mal habito, entre otros) y terminamos en el suelo, alcanzados con el arriendo o la comida, es en ese justo momento de crisis, es cuando la vida nos da una lección o un shock psicológico tan fuerte que sientes que no podrás levantar de nuevo, pero tienes dos opciones, una, quedarte ahí tirado llorando sobre la leche derramada, dos, como los computadores,  reiniciarse, llorar y seguir en movimiento pero esta vez con fuego en tu alma, las lagrimas que salgan de tus ojos deben ser producto de ese fuego que arde intensamente dentro de ti por tu fracaso,  ese fuego te ayudara  a forjar grandes proyectos con una base repleta de pasión por lo que quieres lograr, justo en ese momento conoces que  tienes una capacidad impresionante de ser auto-suficiente emocionalmente, algo que jamás habías sentido pero que transformara tu vida y tu forma de lograr tus objetivos a Corto, mediano y largo plazo.

La colaboración es importante.

Un buen habito es aprender a dar sin recibir nada a cambio, venimos predispuestos con una mentalidad monetaria egoísta, en vez de traernos una ganancia, nos cierra las puertas de nuevas oportunidades de vida en Chile, el dar sin recibir se debe convertir en nuestra religión, decía mi abuelo, (el acomedido come de lo que está escondido) Puedes tener muchas capacidades y ser el mejor en tu oficio, profesión o en  lo que sabes hacer,  pero si no tienes una red de apoyo en los momentos más difíciles, la vas a pasar pésimo, por eso para poder construir una red de apoyo que sea incondicional en tus situaciones más complejas debes de dar  sin pedir nada a cambio, importante que lo hagas de corazón, es ahí cuando siembras amistad y posiblemente reciprocidad en los días más complejos como un inmigrante solo,  a miles de kilómetros de tu tierra.

La generación de redes es fundamental para integrarse

Esta es una de las fases fundamentales antes, durante y después de llegar a Chile, en mi caso fui pionero en la creación de grupos de Facebook de  Colombianos en Chile hace mas de 5 años cuando esta función estaba enfocada básicamente para ligar, buscar pareja, realizar fiestas, aunque muchos la siguen utilizando para eso.  
Pero yo diseñe un concepto más informativo en materia migratoria, poco a poco fui incorporando características relevantes como publicar ofertas de empleo,  información sobre arriendos, tips sobre las ciudades y comunas, recomendaciones, trámites consulares y tramites de extranjería, en fin.
Estas redes ayudaron y aun ayudan con la retroalimentación de miles de personas sobre todos los procesos que deben  saber para no ser vulnerados, estafados  y en otros casos para ahorrar tiempo en trámites que desconocen.
El grupo se volvió tan popular que la mayoría de los Colombianos, otros inmigrantes y hasta  Chilenos lo recomiendan  para derivar a las personas que tenían dudas o simplemente querían pertenecer debido a su impacto informativo y social. Así es, social.  
Por medio de estas plataformas hemos logrado un trabajo social relevante sobre todo con la comunidad Colombiana e inmigrante en Chile.
-Hemos logrado Mas de 200 repatriaciones de Colombianos Fallecidos en Chile y sus países limítrofes.
– Diseñamos  dos aplicaciones móviles y un sitio web para entregar toda la información que un inmigrante necesita. (construyendo así, un ecosistema 100% digital)
-El flujo de atención diaria promedio de estos canales supera las 80 consultas diarias.
– Atendemos casos de explotación laboral, racismo, xenofobia, trata de personas, asesorías en trámites legales, repatriaciones y todo lo relacionado con el fenómeno migratorio desde  hace cuatro  años.

Todo esto fue por iniciativa propia y sin esperar nada a cambio.
La generación de redes me ayudo a transformarme en  un experto en temas migratorios  y sobre todo saber escuchar a la comunidad inmigrante, saber cuáles son sus verdaderas preocupaciones y necesidades  en los temas que realmente necesitan.
El titulo de líder no me lo adjudique yo,  la misma comunidad me lo otorgo y no necesariamente  por reunir personas para fiestas y eventos de ocio que pasan a ser irrelevantes, sino por el compromiso de ayudar a los que mas lo necesitan.  
Gracias a esta trayectoria  me ha permitido participar de manera activa en eventos importantes, como por ejemplo, fui el único líder migrante en Chile convocado para participar de manera directa  en la campaña del presidente Sebastián Piñera mediante nuestras plataformas y también en la elaboración de las propuestas de gobierno que impactaran positivamente a la comunidad inmigrante, como por ejemplo la regularización migratoria que beneficio a mas de 150.000 inmigrantes y sus familias.

Aceptar y mirar con apertura de niño para aprender

Debemos aceptar nuestros errores y pedir disculpas, las disculpas no son opcionales, son obligatorias, el inmigrante en Chile da muchas vueltas y a veces este país se hace pequeño, por eso es bueno siempre reconocer nuestros errores y disculparnos con las personas que en realidad lo merezcan para permanecer con las puertas abiertas.
Cuando diseñe las aplicaciones móviles para inmigrantes, fue una simple idea a las 3:30 de la mañana o quizás una fantasía, para esa época era imposible desarrollar una APP móvil por su alto valor, cuando comencé a investigar el mercado de otras aplicaciones para ayuda de inmigrantes en Chile no existía ninguna, ninguna ! busque en otros países con altos flujos migratorios y tampoco existían aplicaciones móviles similares, entonces me toco que aprender desde cero como diseñar una aplicación y convertirla en una herramienta útil y fácil de usar para el 70% de la comunidad inmigrante en Chile que tiene conocimientos básicos sobre tecnología.
Hasta el día de hoy no he renunciado a mis proyectos realizados y me siento orgulloso de trascender en el tiempo, además de transformar la vidas de miles de personas con mis plataformas sociales.
Le di vida a un concepto de trabajo social digital que semanalmente puede llegar alcanzar hasta el millón de personas en Facebook  y que comparándolo con el trabajo en terreno suele ser a veces, muy limitado pero igual es necesario,  somos hormiguitas trabajando hace años por este concepto de ayudar a los inmigrantes.

Tu puedes construir redes y volverte el líder de lo que te propongas, decláralo y prende con el fuego  interior tu alma las veces que sea necesario.
El fracaso es una gran oportunidad para empezar otra vez con más inteligencia.
Muchas gracias!

Yesid Alberto Castaño Velosa