El Gobierno de Chile resolvió restarse del Pacto Mundial para la Migración de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) al argumentar que “la migración no es un derecho humano”.

 

Así lo afirmó el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, quien entregó las razones que tuvo el Ejecutivo para rechazar el acuerdo que será apoyado por más de 180 países este lunes y martes en una cumbre que se efectuará en Marruecos, y a la que Chile no asistirá.

 

“Nuestra posición es clara. Nosotros decimos que la migración no es un derecho humano. El derecho lo tienen los países de definir las condiciones de ingreso de los ciudadanos extranjeros. Si fuera un derecho humano, entonces estamos en un mundo sin fronteras. Creemos firmemente en los derechos humanos de los migrantes, pero no que migrar sea un derecho humano”, afirmó Ubilla a El Mercurio.

 

“Cuando hablamos de migración regular y ordenada, estamos diciendo ‘bienvenidos los migrantes que cumplen con los requisitos’ que la normativa establece para que trabajen o estudien en Chile. Si se es ambiguo entre la regularidad e irregularidad, entonces estamos diciendo que da lo mismo llegar en una condición u otra. Eso no puede ser”, añadió el subsecretario.

 

El Gobierno, además, elaboró un documento donde profundiza en su argumentación y explica las diferencias que sostiene con la iniciativa de la ONU, cuyo objetivo es proteger los derechos humanos de las personas migrantes alrededor de todo el mundo, y que será sometida a votación formal entre el 17 y 19 de diciembre en la próxima Asamblea General del organismo, donde Chile sí estará presente.

 

Este “Pacto Mundial para una migración ordenada, segura y regular”, que no es vinculante y respeta la soberanía de cada Estado, ya fue rechazado por Estados Unidos y otros nueve países, a los que ahora se suma Chile.

-¿Criticar la inmigración ilegal será un delito ?
-¿Serán prohibidas las imágenes de inmigrantes que generen una sensación negativa en los medios de comunicación?
-¿La Migración será considerada un derecho humano? Ósea todos los inmigrantes sin importar su condición o antecedentes judiciales deben ser recibidos .

Un estado receptor de inmigrantes con políticas paternalistas como las planteadas en el pacto Mundial de la Migración por la ONU puede desatar una verdadera crisis migratoria afectando a los autóctonos y comunidades migrantes asentadas. 
La salud y la educación para los niños es algo indispensable, pero tratar de criminalizar algunos conductos regulares que suscitan de la inmigración es un completo absurdo.

Actualmente Chile continua atravesando por una crisis migratoria heredada del gobierno anterior justamente cargada de este tipo de decretos y leyes paternalistas que terminaron de sumergir el país en un fenómeno migratorio  irresponsable, donde las personas se vienen ilusionadas creyendo que Chile es la panacea de América Latina y que el dinero lo encontraran para bajar de  los arboles.

Recordamos que hace un año estábamos sentados en el comando de Chile Vamos proponiendo una amnistía migratoria para las personas que estaban de manera irregular en el país y trasmitiendo decenas de problemáticas que se habían salido de control entorno a la crisis migratoria. (La regularización migratoria fue realizada el 9 de Abril de 2018  y aun se encuentran personas en proceso de la obtención del beneficio de su visa). Sumarse a este pacto seria una estocada para la debilitada «plaza de empleo» que los inmigrantes hemos aplicado durante años.  

Como residentes y como organización de inmigrantes apoyamos la iniciativa del gobierno de no pertenecer al Pacto Mundial de la Migración por la ONU.

Inmigrantes Berracos en Chile

Yesid Castaño, Presidente IBC